concursos literarios artgerust

16.12.2008 in Internet-Tecnología by lavigaenmiojo Comentarios desactivados en Traducción furibunda de la columnita de Javier Marías

Traducción furibunda de la columnita de Javier Marías

Hace dos días Javier Marías se despachaba en El País con una columna de opinión que podéis leer siguiendo el enlace propuesto, o si lo preferis, en Apostillas literarias, blog donde yo he tenido noticia de tamaño despropósito periodístico, yendo al grano de la parte más jugosa del panfleto de marras.

Yo, como habitante a perpetuidad, de lo que el ínclito Marías define como Una región ocultamente furibunda, he estimado oportuno traducir las palabras del insigne literato, para que vosotros, criaturas zafias, groseras, negativistas, resentidas, amargadas y venadas, digiráis de la manera más sencilla posible la opinión de una persona que habla de lo que reconoce haber visto una sola vez, y por encima, en su vida. Allá vamos:

Bien es sabido que los verdaderos intelectuales, como yo, no escribimos nunca, repito, nunca, utilizando un ordenador, herramienta hoy al alcance de tanta gente, que me parece cutre, exenta de la magia que requiere un creador de mi altura. Yo sólo utilizo máquina de escribir, y a ser posible una máquina de una marca concreta, como los grandes maestros.

Venciendo mis escrúpulos el otro día me vi forzado a usar un engendro informático con teclas, a mi pesar, y aprovechando la coyuntura, tras teclear ligeramente asqueado tres o cuatro columnas sobre temas que ignoro pero en los que intentaré sentar cátedra otro día, me decidí, ¡oh, osado de mí!, a penetrar en los territorios, para mi vírgenes e inexplorados, de Internet.

De todo lo que vi, por resumir, sólo me gustó la web que estaba dedicada a mi; hecha con buen gusto y devoción (no esperaba menos) su creadora se merece un rinconcito recóndito en mi corazón: una temática bien escogida, sin duda.

Lo otro…, lo demás, amigos míos es arena de otro costal. Descubrí anonadado que pulula por esta Red infame gente que puede opinar con libertad, sin estar en nómina, como yo, de un prestigioso medio en papel, que por razones que desconozco vuelca también su contenido a este lodazal cibernético, en el que, ¡escúchenme bien!, algunos incluso opinan sin recibir prestación económica alguna.

Tienen a su alcance unas herramientas sin duda paridas por gentes malignas, llamadas foros y blogs, en las que excretan sus patéticas soflamas y, ¡no se lo pierdan!, admiten réplicas y contrarréplicas, formándose un maremagnum de opiniones en las que, cada cual, puede opinar lo que quiera, formando una orgía de libertad que yo no acabo de entender.

Con lo claro y sencillo que era todo en mi mundo palpable y de papel, los de derechas, con los de derechas, escriben aquí y aquí; los de izquierdas, con los de izquierdas escriben acá y allá. En Internet todos forman un totum revolutum execrable, permitiéndose interactuar entre ellos, con lo fácil que es que unos pocos escribamos y los demás lean, escuchen, callen bajen la cabeza.

Por último destacar que hay escritorzuelos de tres al cuarto que se permiten llevar su actividad en los mencionados blogs, en un triste intento de llegar al público que los intelectuales oficiales tenemos cautivo hace tiempo. ¡Estéril intento!, o eso espero.

Related Articles
This article has No comments

Comments are closed.

copyright 2008-2010 La viga en mi ojo | some text here if you want

Using AcosminGAZZETE designed by Acosmin Premium