concursos literarios artgerust

06.08.2015 in Microrrelatos by lavigaenmiojo Comentarios desactivados en La fuente de los deseos

La fuente de los deseos

Cuando el último autobús repleto de turistas abandonaba la plaza, los niños del pueblo nos quitábamos los zapatos, nos arremangábamos el pantalón si es que ese día tocaba llevarlo largo, y nos metíamos en la fuente a coger las monedas que ellos tiraban.

Mientras mis amigos celebraban con jolgorio el canje de los deseos improbables de otros, por sus pequeñas certezas a adquirir en la tienda de chuches de Paco, yo debo confesar que sentía cierta desazón cuando guardaba en mi viejo monedero de Naranjito la última asignatura de la carrera, pendiente de aprobar, de Andrés, el remedio a los dolores de la pierna de Gloria, y el sí que una chica llamada Natalia probablemente ya nunca daría.

Related Articles
  • El sustanciero

    Habían pasado tres semanas desde la detención del sustanciero, y la conmoción era enorme en el barrio. Tres semanas desde que se descubrió que el ...

  • El tendedero y los siete magníficos

    Por vago. Se cayó por vago, por intentar coger el trapo de cocina que había en el otro extremo del tendedero sin molestarse en acercarlo y girarlo. ...

  • El trilero

    —Siga, siga la bolita… ¿Dónde está, aquí, aquí, o aquí? El turista no cabía en sí de de gozo. Henry, o William, o tal vez Albert, era ...

This article has No comments

Comments are closed.

copyright 2008-2010 La viga en mi ojo | some text here if you want

Using AcosminGAZZETE designed by Acosmin Premium