concursos literarios artgerust

01.11.2012 in Microrrelatos by lavigaenmiojo Comentarios desactivados en El Curilla, un microrrelato de Halloween

El Curilla, un microrrelato de Halloween

Le llamaban el Curilla, porque ahogaba a sus víctimas en la pila de agua bendita. Casi todos los habitantes de la pequeña ciudad de provincias asistieron cuando rindió cuentas en el garrote vil. Ahora, vuelve cada 1 de noviembre; es un fantasmilla ruin, semiincorpóreo. Los zagalillos lo persiguen por las callejuelas que desembocan en la rambla, y le intentan acertar meando en su vieja sábana grisácea.

¡Toma, toma agua bendita!, le dicen.

Le da mucha rabia.

Related Articles
  • El sustanciero

    Habían pasado tres semanas desde la detención del sustanciero, y la conmoción era enorme en el barrio. Tres semanas desde que se descubrió que el ...

  • La fuente de los deseos

    Cuando el último autobús repleto de turistas abandonaba la plaza, los niños del pueblo nos quitábamos los zapatos, nos arremangábamos el pantaló ...

  • El tendedero y los siete magníficos

    Por vago. Se cayó por vago, por intentar coger el trapo de cocina que había en el otro extremo del tendedero sin molestarse en acercarlo y girarlo. ...

This article has No comments

Comments are closed.

copyright 2008-2010 La viga en mi ojo | some text here if you want

Using AcosminGAZZETE designed by Acosmin Premium