Hace ya tiempo que dieron los primeros pasos en los que remozaron la tienda online por completo, dando una mayor peso a los e-books hasta entonces relegados tras los libros en papel, lanzaron un e-reader, dispositivo de lectura, propio, el Tagus, y en torno a él un ecosistema de lectura en la nube. Ahora han decidido dar un paso más, y tal como leemos en los medios, han presentado un sello digital: ediciones Tagus.

Se difuminan las fronteras entre la tienda, el editor y el distribuidor. Si entramos en harina y le echamos un vistazo a la página del sello digital, leo varias cosas que me gustan bastante; para mí son decisiones acertadas:

Prescinden del DRM: Es decir, el e-book no lleva molestas protecciones y no va a
ser necesario registrarse en terceras webs, como cuento el libro lleva el DRM de Adobe, (el más usado en España).

Rango de precios entre 2,99 y 4,99 euros: me parecen unos precios muy lógicos para un e-book.

Este es parte del post que dediqué hace casi ya tres semanas al nacimiento de Ediciones Tagus, el sello exclusivamente digital de Casa del Libro, en Generación Young, uno de los blogs en los que escribo. Basicamente me parece una buena iniciativa, sobre todo por el rango de precios de los ebooks y porque prescinden de molestos DRMs, pero no quise dejar de comentar un par de “peros” que me venían a la mente.

Lo recuerdo hoy, a pesar de que poca gente va a leerlo en pleno agosto, porque me acabo de enterar que un autor que conozco de redes sociales y por su presencia en Amazon, Félix Jaime, es uno de los nuevos fichajes de Tagus.

Según he leído en Facebook a Blanca Miosi, (lo explica también en su blog) no le han fichado por sus ventas en Amazon, que en este caso no eran tantas, sino por haber quedado finalista en un concurso literario.

Vuelvo a mi anterior artículo para recordar que uno de los “peros” que ponía es que todo parece indicar que los ebooks solo se van a vender en la Casa del Libro, lo que para mí es una desventaja para el autor. A ver si consigo que Félix me cuente algo al respecto.

Sobre su libro, El hombre de Grafeneck, decir que lo he leído, que recomiendo su compra y lectura. Aunque al principio me costó un poco meterme en la historia, porque tuve un pequeño “problema” con los diálogos de una de las dos historias que corren paralelas, al final me dejé llevar. Es una historia apasionante, con un trabajo de documentación importante detrás, que merece la pena leer, especialmente si como es mi caso, la temática te seduce desde el principio.