Blog de escritor, ¿dónde, cómo y por qué?

Blog de escritor, ¿dónde, cómo y por qué?

Antes que nada la primera pregunta a responder sería: ¿necesito un blog de escritor?, ¿blog o web? Mi respuesta a esto sería que sí, que a pesar de tu más que probable presencia en un montón de redes sociales, nunca está de más tener tu propio rincón, donde informes sobre tus libros, dónde obtenerlos, tu actividad diaria, y a partir de ahí todo lo que quieras. Dicho esto, tendrías que decir dónde y cómo lo tienes, si con dominio y alojamiento propios, o alojado en alguna plataforma. Citaré también alguna opción intermedia. Sobre la disyuntiva web o blog, es sencillo, hay plataformas como WordPress que aunque las citemos siempre al hablar de blogs, sirven para crear cualquier tipo de web, con zonas más o menos estáticas. Yo te recomendaría que aunque optes pro primar información más o menos fija, reserves un espacio a modo de blog dentro de tu web. Exploremos las posibilidades:

  • No quiero ninguna complicación: Bueno, si ese es tu caso lo más sencillo es que te asomes a Blogger, o a WordPress.com, (no confundir con el .org que citaré luego). Allí tendrás en dos patadas un blog con una plantilla a elegir y una dirección del tipo miblogchupiguay.wordpress.com o miblogchupiguay.blogspot.com.es.
  • No, no, menos complicaciones todavía: Me lo pones difícil, pero te aconsejo probar una de estas dos redes sociales: tumblr o medium. Medium lo creó una persona que estuvo en Twitter antes, podrás crear rápidamente un blog sencillo, aunque yo no lo veo para una web un poco más completa de escritor, sinceramente. Sobre tumblr hablé largo y tendido aquí.
  • Yo me lío la manta a la cabeza con todas las consecuencias: Tendrás que dedicar más tiempo, pero tu blog será tuyo, y unicamente tuyo. En este caso la mejor opción es entrar en WordPress.org, descargarte el software e instalarlo. Previamente necesitarás escoger una empresa, como Arsys, que te proporcione el hosting, y donde puedas reservar también el dominio adecuado; elígelo con cuidado. Después te recomiendo elegir l plantilla con paciencia, hay muchas opciones gratuitas, pero si quieres algo más sofisticado tendrás que mirar las plantillas de pago, como la de este blog. No hay prisa, puedes empezar con las gratuitas.
  • ¿Alguna opción intermedia?: Sí, hay un apaño intermedio que es muy sencillo. Consiste en elegir cualquiera de las opciones que menciono en los dos primeros puntos, pero que el blog tenga dominio propio. Obviamente tendrás que reservar el dominio, y seguir las instrucciones que te den al respecto en la plataforma que hayas decidido usar.

¿Te animas?

¿Debemos promover nuestro e-book en las redes sociales?


Antes que nada aclarar que yo mi opinión sobre este tema ya le he dado en varias ocasiones. Si os interesa, la podeís leer, por ejemplo, en el artículo ¿Debe un autor participar en la redes sociales?

Hoy únicamente quiero recomendaros otra opinión sobre el asunto de Verónica Juarez en su web Leer en pantalla, donde incide bastante en que no nos limitemos a las redes sociales más concurridas, Facebook y Twitter, y que nos planteemos nuestra presencia en otras redes y webs, como Goodreads, y la propia web de Amazon,

¿Debe un autor participar en las redes sociales?

¿Debe un autor participar en las redes sociales?

Este post fue publicado originalmente en el blog de sinerrata, editorial con la que colaboro en tareas de difusión en redes sociales.

Partiendo de la premisa de que la labor de un escritor es, ni más ni menos, que la de escribir, algo que no haría falta ni aclarar, porque es lo obvio, sí que podemos hacer un mero análisis de la conveniencia o no de usar unas herramientas, que están ahí, para difundir su tarea y su obra. Estoy hablando, claro está, de las redes sociales. Y siendo honesto: no, esto no va a ser un análisis, sino la mera exposición de la opinión de quien esto firma.

Dicho esto, y a modo de resumen diré que creo que sí: que un autor debe estar presente en redes sociales, siempre que se sienta a gusto, que el medio no le sea ajeno, y que tenga claro para qué quiere estar. Porque en redes, como en casi todos los ámbitos de la vida, se puede estar para muchas cosas, y adoptar muchas actitudes diferentes, sin que unas tengan que ser, en modo alguno, mejores o peores que otras.

Quede claro también que al final cada uno actúa como cree conveniente, y que hay muchos escritores haciendo cosas, tejiendo estrategias, que yo no haría, y a los que les va fenomenalmente bien. Pero como esta es mi visión, voy con ella, y me permito deslizar un par de consejos basados en mi experiencia:

  • Yo no me plantearía las redes sociales como una herramienta de marketing, o al menos no solo de esa forma. Evitaría a toda costa construir un muro de un perfil o una página oficial, con el mero acumulo de enlaces de compra, o con menciones reiteradas a este o aquel ranking de ventas. 
  • Sí que me plantearía mi presencia como, o bien la oportunidad de articular una pequeña comunidad de seguidores en torno a, por ejemplo, una página oficial en Facebook o en G+, o bien el uso de perfiles en cualquier red social, (Facebook, Twitter, Pinterest, G+,…), de forma más personal, pero sin olvidar que nuestra tarea de escritor forma parte de nuestro día a día. 
  • Es importante no olvidar que en redes sociales como Facebook o G+, permiten desarrollar diversas estrategias de forma paralela, separando, si nos viene bien, totalmente asuntos más personales de temas públicos, ya sea mediante el uso de páginas oficiales, o segmentando de forma adecuada lo que decimos en un perfil. 

Tengo bastante claro que estar en redes sociales no es imprescindible, ni obligatorio, para ningún escritor. Pero ojo, como tampoco nadie debería sentirse obligado a desplazarse hasta una pequeña librería de una ciudad de provincias a realizar una presentación a la que no sabemos, de antemano, si va a acudir alguien o no.

También pienso que las editoriales, de cualquier tamaño, por contra, sí que deben de estar, dando difusión a los libros del catálogo, y a la filosofía y el día a día de la editorial. Creo que hoy en día, es una función más, entre las muchas que tiene que hacer una editorial. Si después el autor quiere aportar, desde su punto de vista, como se suele decir, miel sobre hojuelas. Puede hacerlo por libre, pero en ocasiones la editorial, sobre todo si es pequeña, y el escritor, pueden trazar estrategias conjuntas.

En sinerrata editorial, con quienes tengo el placer de colaborar en tema de redes sociales, creo que lo tienen bastante claro. Siendo una editorial nativa digital, la presencia en redes es casi obligatoria. Si después hay una autora, como es el caso de Lucía Solaz Frasquet, que se desenvuelve bien en redes y mantiene una actividad propia muy interesante, redunda en beneficio del libro.

Y siempre se pueden hacer actividades conjuntas o en colaboración con terceros, como por ejemplo la que pudimos hacer con 24 symbols, web en la que se pueden leer los libros de sinerrata, y que cada mes, mediante un evento en Facebook, elige un libro para protagonizar un club de lectura. Cuando el libro seleccionado fue Manuscrito en el tiempo, de Lucía, ella participó en el debate que se generó con los lectores. Que algo así pueda articularse online, sin hacer un gran despliegue de medios, me parece una oportunidad que sería una pena no aprovechar.