Reseña: Pyongyang , de Guy Delisle

Reseña: Pyongyang , de Guy Delisle


Segunda reseñita, de la mano de Iván Alonso. En este caso nos da sus impresiones sobre ‘Pyongyang’, una novela corta sobre Corea del Norte, del canadiense Guy Delisle; publicada por Astiberri, una interesante editorial vizcaína.

Si os interesa lo tenéis en Amazon

pyongyang

La oscuridad de las calles al caer la noche, el constante marcaje sobre los extranjeros que trabajan en el país y una propaganda política omnipresente marcan la estancia del historietista Guy Delisle en la capital de Corea del norte, Pyongyang, el país más hermético del mundo y meca de muchas de las paradojas que acompañan a la única dinastía comunista conocida.

Con ‘1984’ de George Orwell bajo el brazo, Delisle retrata las frustraciones de una vida robótica y monótona donde resulta imposible elegir incluso un simple restaurante para cenar –solo hay tres-, y donde toda intención de dar un sencillo paseo se vuelve una odisea de esquinazos a guías-traductores de pasado militar dedicados más bien a censurar lo que los extranjeros pueden y no pueden hacer –¡prohibidas las fotografías!- en la megalómana ciudad fantasma.

“No hay gente callejeando, no hay paseantes ni viejos conversando”, apunta Delisle en un primer contacto con este paisaje aséptico, funcional, en el que hay incluso altavoces que vomitan consignas. ¿Y las personas que viven en ella? Igualmente le parecen a su autor máquinas impersonales que le transportan de mausoleo a mausoleo, al parecer imbuidos de las mismas creencias que repiten los únicos medios oficiales admitidos e incluso las frases de propaganda que aparecen grabadas en las paredes de las montañas.

Tratar de provocar la disidencia, agujerear el discurso oficial del poder y mostrar a sus súbditos contradicciones es el objetivo del animado Delisle, que solo quiere tomarse unas copas, conocer gente, andar por las calles como un hombre libre. Algo que en la tierra del ‘Querido líder’ solo es una lejana utopía. ‘Pyongyang’ es un excelente cómic sobre la locura del dirigismo y las penalidades que sufre un pueblo cuyo trabajo es recompensando con sacos de arroz para matar el hambre.

Reseña: Los perros negros, de Ian McEwan

Reseña: Los perros negros, de Ian McEwan

[adrotate banner=”1″]

Cuando comentó en Facebook Iván Alonso que publicaba directamente en dicha red social, pequeñas reseñas con fecha de caducidad, le comenté que si quería yo le dejaba una habitación en mi blog, pequeña, pero con buenas vistas. Al final ha ocupado un ala de la casa, ya que he creado por él la categoría Reseñas. Así que si alguien se apunta hay habitaciones libres. Se estrena hablando de Los perros negros, de Ian McEwan.

los-perros-negros

Un año después de acabada la II Guerra Mundial, Bernard y June Tremaine, un joven matrimonio de ideales comunistas, cultos y desinhibidos, viajan de luna de miel a una Francia aún maltrecha por la contienda, destruida y pobre. En su recorrido encuentran un dolmen, un monumento arcano en medio de un paisaje natural idílico, que les hace reconsiderar sus planteamientos políticos. El posterior tropiezo de su mujer con dos enormes perros de presa abandonados por las tropas de ocupación nazi tras su huida hace que June sufra una conversión religiosa que le hace abandonar su fe socialista por planteamientos cristianos. Décadas más tarde será su marido, ante la caída del muro de Berlín, quien vuelva a tropezarse con augurios funestos parecidos bajo la figura esta vez de jóvenes de extrema derecha que pretenden lincharlo tras defender a un inmigrante de origen turco. ¿Son esos encuentros meras casualidades, golpes azarosos de la vida, o esconden una fábula sobre los demonios de Europa?

Ian McEwan publicó en 1992 esta novela sobre los fantasmas que asedian permanentemente al continente europeo justo en un momento de optimismo inacabable ante un suceso que para algunos había conducido incluso a la antesala del ‘fin de la historia’. Frente a ello, el protagonista del relato de McEwan, un joven que escribe la biografía de sus suegros, que busca retales de memorias en el pasado para vivir en el presente, observa aterrado el movimiento de los acontecimientos en círculos.

Leer esta novela durante la reciente anexión por parte de Rusia de la península de Crimea y el auge de la extrema derecha tras las elecciones en Francia y Holanda oscurece de nubes negras el espacio físico y político en el que nos movemos.