Antes que nada la primera pregunta a responder sería: ¿necesito un blog de escritor?, ¿blog o web? Mi respuesta a esto sería que sí, que a pesar de tu más que probable presencia en un montón de redes sociales, nunca está de más tener tu propio rincón, donde informes sobre tus libros, dónde obtenerlos, tu actividad diaria, y a partir de ahí todo lo que quieras. Dicho esto, tendrías que decir dónde y cómo lo tienes, si con dominio y alojamiento propios, o alojado en alguna plataforma. Citaré también alguna opción intermedia. Sobre la disyuntiva web o blog, es sencillo, hay plataformas como WordPress que aunque las citemos siempre al hablar de blogs, sirven para crear cualquier tipo de web, con zonas más o menos estáticas. Yo te recomendaría que aunque optes pro primar información más o menos fija, reserves un espacio a modo de blog dentro de tu web. Exploremos las posibilidades:

  • No quiero ninguna complicación: Bueno, si ese es tu caso lo más sencillo es que te asomes a Blogger, o a WordPress.com, (no confundir con el .org que citaré luego). Allí tendrás en dos patadas un blog con una plantilla a elegir y una dirección del tipo miblogchupiguay.wordpress.com o miblogchupiguay.blogspot.com.es.
  • No, no, menos complicaciones todavía: Me lo pones difícil, pero te aconsejo probar una de estas dos redes sociales: tumblr o medium. Medium lo creó una persona que estuvo en Twitter antes, podrás crear rápidamente un blog sencillo, aunque yo no lo veo para una web un poco más completa de escritor, sinceramente. Sobre tumblr hablé largo y tendido aquí.
  • Yo me lío la manta a la cabeza con todas las consecuencias: Tendrás que dedicar más tiempo, pero tu blog será tuyo, y unicamente tuyo. En este caso la mejor opción es entrar en WordPress.org, descargarte el software e instalarlo. Previamente necesitarás escoger una empresa, como Arsys, que te proporcione el hosting, y donde puedas reservar también el dominio adecuado; elígelo con cuidado. Después te recomiendo elegir l plantilla con paciencia, hay muchas opciones gratuitas, pero si quieres algo más sofisticado tendrás que mirar las plantillas de pago, como la de este blog. No hay prisa, puedes empezar con las gratuitas.
  • ¿Alguna opción intermedia?: Sí, hay un apaño intermedio que es muy sencillo. Consiste en elegir cualquiera de las opciones que menciono en los dos primeros puntos, pero que el blog tenga dominio propio. Obviamente tendrás que reservar el dominio, y seguir las instrucciones que te den al respecto en la plataforma que hayas decidido usar.

¿Te animas?

A %d blogueros les gusta esto: